MURIÓ EDUARDO CÉSAR ANGELOZ

El ex gobernador tenía 85 años.

Eduardo César Angeloz, ex gobernador de Córdoba e histórico dirigente radical, murió este miércoles a los 85 años, confirmaron fuentes de la UCR. Angeloz estaba internado en el Hospital Cardiológico de Córdoba en grave estado.

Según declaraciones de esta mañana del médico José Sala del Instituto Modelo de Cardiología, uno de los profesionales que lo atendían, Angeloz tenía “una larga enfermedad” y “la situación era delicada“. Sala además detalló que Angeloz “sufrió una fractura de cadera y tuvo su reemplazo, pero tenía una enfermedad terminal de trasfondo de muchos años“.

“Lamentablemente, a ese deterioro progresivo que venía sufriendo, se agregó una fractura de cadera, y a esa edad no es tan simple. Eso lo complicó, lo desestabilizó. Toleró la cirugía, pero a los días siguientes sabíamos que podían aparecer complicaciones. Sin embargo mantuvo la lucidez en las últimas 24 horas”, destacó Sala en diálogo con La Voz.

El dirigente radical tenía 85 años y había sido operado en los últimos días por una fractura de cadera a raíz de lo cual su salud empezó a deteriorarse.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, decretó hoy cinco días de duelo en la provincia a raíz del fallecimiento del exmandatario Eduardo Angeloz. “Despido con profundo dolor al exgobernador Eduardo Angeloz, el querido Pocho, quien siempre fue un hombre de la Democracia y la Constitución”, señaló Schiaretti a través de Twitter, tras conocer la noticia respecto de quien fuera tres veces mandatario provincial.

Por el duelo, que abarca a todo el territorio provincial, se izarán las banderas a media asta en todos los edificios públicos a modo de memoria y reflexión.

Por otra parte, el gobierno provincial confirmó que este jueves se realizará un funeral de Estado para despedir los restos de Angeloz, desde las 11:00 y hasta las 16:00 en el Centro Cívico del Bicentenario, con ingreso libre a todos los ciudadanos.

En 1989, Angeloz fue el protagonista de uno de los momentos más destacados de la televisión argentina en esa década, ya que el radical cordobés se presentó al que debía ser el primer debate presidencial que se iba a realizar en el programa de Bernardo Neustadt, pero su rival peronista, Carlos Menem, quien iba primero en las encuestas, decidió no participar.